Manicura en rojo, un lujo al alcance de todas

Cuando llega la época navideña como que a una le dan ganas de ponerse a tono con el ambiente y de lanzarse la piscina… y a por esas uñas rojas, que no se habían visto desde que Kelly LeBrock hiciera la mujer de rojo, allá por los 80.

Podríamos ir a por todas y vestirnos también del apasionado color, pero como que el ímpetu no nos llega a tanto, pero una buena manicura, realizada con mimo, con tiempo, mientras descansas del ajetreo navideño, de los niños, de los suegros y cuñados…. y de todos los demás, a eso sí que nos vamos a atrever.

Muy sencillo: te vas tu sola al salón de belleza donde hay una música de jazz muy suave, te sientan en un sillón muy cómodo, mullido, con grandes almohadones que parece que estaban esperando a que te deslizaras en ellos, te quitan los zapatos, te traen un té y te sumergen las manos en un agua tibia y jabonosa. Quieres quedarte para siempre con ese olor, porque huele a una esencia que no recuerdas haber olido antes, pero tu mente automáticamente desconecta y se deja embaucar y llegas a un estado de relax que llevabas anhelando mucho tiempo, esto es el paraíso, alcanzas a pensar.

Ya sé que es “solo” una manicura, pero todas sabemos que es mucho más que una “manicura” y no nos la vamos a perder, un gran placer al alcance de todas.

Y de esta Navidad no pasa, de rojo pasión me voy a poner.

esmaltes-skeyndor

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s